Palabras del Presidente Iván Duque en la ceremonia de condecoración con la Orden de San Carlos, en el grado de Gran Cruz, a la Embajadora de la Unión Europea en Colombia, Patricia Llombart; y la Representante del PNUD, Jessica Faieta

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en la ceremonia de condecoración con la Orden de San Carlos, en el grado de Gran Cruz, a la Embajadora de la Unión Europea en Colombia, Patricia Llombart; y la Representante del PNUD, Jessica Faieta

Bogotá , 18/08/2021

 

 

 

Bogotá, 18 de agosto de 2021.

La verdad es que esta es una ocasión, para nosotros, con sentimientos encontrados, porque le rendimos un sentido homenaje a dos mujeres que han apoyado muchísimo a nuestro país en dos importantes representaciones diplomáticas.

Pero, también, de alguna manera, es una despedida. Aunque en mis años de Scout puedo decir no es más que un hasta luego.

Yo quiero decirte Paty (Patricia Llombartt Cussac, Embajadora de la Unión Europea –EU– en Colombia), gracias, han sido tres años y medio, donde hemos podido compartir muchísimos momentos y donde yo quiero destacar hoy cuatro importantes recuerdos.

El primero, el apoyo incondicional tuyo a la consolidación de la Paz con Legalidad nuestro país.

Contigo visitamos cerca de cuatro (Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación) ETCR hablando, con la presencia de nuestro buen amigo Carlos Ruiz Massieu (Jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia), con muchas personas en el proceso de reincorporación.

Y a mí me alegra que, en estos tres años de Gobierno, con hechos, demostramos nuestra voluntad de construir una Paz con Legalidad sólida en Colombia.

Con hechos, con el apoyo tuyo, logramos sacar adelante la iniciativa del catastro multipropósito que obviamente el equipo del (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo)  PNUD también nos lo apoyo, el Doctor Carlos, pero el papel de la Unión Europea en esta iniciativa fue realmente significativo.

Los procesos de brindarle seguridad social a acerca del 98% de los ex combatientes, la puesta en marcha de la adquisición de las ETCR y la configuración de las nuevas zonas residenciales con propiedad individual, la puesta en marcha de las emisoras de capacitación y de formación, avanzar con la Agencia Nacional de Tierras en lo que será la entrega de cerca de 50.000 títulos de propiedad.

El poder transitar hacia la provisión de bienes públicos en los municipios (Programas con Enfoque Territorial) PDET, porque también, con hechos pasamos de dos Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial creados a 16 en estos tres años.

Y logramos, también, que los proyectos productivos individuales y colectivos y las obras por impuestos llegarán a distintos lugares de Colombia. Pero, sobre todo, a esos 170 municipios altamente golpeados por la pobreza y por la violencia.

Esa agenda de Paz con legalidad se ha construido con un gran respaldo internacional.

Y yo quiero agradecerte, Paty, porque no solamente tú, sino también Eamo Gilmore (Enviado de la UE para la Paz en Colombia), y el papel que ha jugado, también, las distintas instituciones de la Unión Europea, para nosotros son un mensaje claro de respaldo.

El Banco Europeo en Colombia

El segundo aspecto que quiero resaltar tiene que ver con mi visita a la Unión Europea, recién empezado nuestro Gobierno en octubre del año 2018, donde tengo el gran y grato recuerdo, después de haber tenido una serie importante reuniones, con esa manifestación que nos dio el Banco Europeo de Inversiones de tener su hob regional en Colombia.

No solamente materializamos ese anhelo, sino que ya logramos todo el tránsito legal para que ese importante, o esa importante herramienta de gestión financiera global y multilateral se asiente en Colombia, para ofrecerle a toda la región, pero que ponga su ancla en nuestro país como una señal de confianza. Lo quiero agradecer.

Tercero, el marco de cooperación de Colombia y la Unión Europea. El marco de cooperación más amplio que hayamos tenido, el más diverso y el que nos ha permitido llegar a temas tan importantes como el de la protección   de la biodiversidad –y de hecho agradezco aquí la presencia de Luzma (Luz Marina Mantilla Cárdenas, directora del Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas)–, porque el Instituto (Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas) Sinchi ha sido uno de los beneficiarios de esa cooperación.

La transición energética, la Ley de Movilidad Limpia, la instalación en nuestro país de nuevas terminales eólicas con participación europea y, debo reconocerlo también, la condición de apoyar a comunidades con vocación exportadora de lugares altamente afectados por la violencia, también han sido para nosotros un marco no solamente referencial, sino motivacional.

Y quiero, también, señalar que, dentro de esa cooperación, Paty, hoy nosotros podemos decir con alegría que se han habilitado cadenas de valor que nos permite a nosotros alcanzar las más altas exportaciones que hayamos tenido con la Unión Europea en productos agrícolas y en servicios.

Y también la voluntad de sortear dificultades, donde hemos tenido diferencias, pero hacerlo dentro del marco de las normas propias del comercio, como nos ocurrió con muchas de las medidas antidumping que pudimos también llevarlas a sanas discusiones en Bruselas.

Y quiero, también, destacar que dentro de ese marco de cooperación está, también, el apoyo para que Colombia pueda diferenciarse en temas como el mercado la palma de aceite y, también, como el caso del cacao, donde hemos tenido, también, que sortear muchos interrogantes con respecto al cadmio dentro de la regulación de la Unión Europea.

Ahí vimos, no solamente, el papel de una diplomática que defiende los intereses de quien representa, pero sobretodo, lleva la voz del interruptor local para abrir oportunidades.

Y debo mencionar en quinto lugar que, en estos años, una de las motivaciones, también, más grandes, ha sido el de acompañarnos en la agenda de equidad. Hemos podido llegar a regiones apartadas del país en medio de una pandemia, compartir lecciones, buscar soluciones para la adquisición de ventiladores, apoyar en los instrumentos de los protocolos Berlín de pruebas de Covid-19 y, también, abrirnos un camino para la adquisición de vacunas.

Además de un respaldo claro a políticas como la Ingreso Solidario o el (Programa de Apoyo al Empleo Formal) PAEF. Ahí menciono solamente cinco elementos, Paty, de lo que ha sido tu aporte a Colombia. Son muchos más, son interminables, pero como te lo dije hace un rato, solamente hay gratitud, aprecio y reconocimiento.

Y aquí tendrás siempre amigos y personas que sabemos valorar lo que es la buena gestión diplomática pero la gran condición humana. Muchísimas gracias, Embajadora Llompart, un aplauso para ella.

Representante del PNUD en Colombia

Y con la Doctora Jessica nos pasa algo. Y es que, hasta cierto punto, uno siente que uno está con decorando un ministro, porque Jessica nos ha acompañado en todos los aspectos de la agenda desarrollo de nuestro Gobierno.

Yo recuerdo, cuando tuvimos la conversación sobre el Plan Nacional de Desarrollo, todo orientado a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, todos y cada uno de los más de 500 indicadores asociados con esas metas.

Y como desde ese momento teníamos un acompañamiento del PNUD integral y con todas las agencias del sistema,

Yo quiero agradecer ese respaldo, Jessica, y quiero agradecerlo, también. haciendo mención a puntos concretos.

En medio de la pandemia, quiero empezar por ahí, no solamente apoyaste con el doctor Pacheco a nuestra Vicepresidenta en identificar mecanismos de reactivación para sectores informales en nuestro país, sino que hicieron ustedes una evaluación rigurosa de cómo los protocolos de bioseguridad que Colombia estaba sacando adelante podían, también, representar una forma de vencer lo que en ese momento era un mundo de incertidumbres ante la ausencia de vacunas y de dar certezas para proteger empleo.

Los reportes, las recomendaciones de política en medio de la pandemia, las agradeceremos siempre.

Pero, además, agradecemos, adicionalmente, el apoyo al paquete social más grande que haya tenido Colombia en su historia.

El tener un Ingreso Solidario, una renta básica de emergencia para cerca de 4 millones de hogares, y que ha sido la más prolongada de América Latina como herramienta de protección, hoy está mostrando sus frutos. Y ahí tuvimos un respaldo inquebrantable por parte del PNUD y por parte tuya.

Tengo que mencionar lo mismo con el PAEF, con el régimen de garantías, con los programas de apoyo especial para la población vulnerable.

Y también el respaldo a la campaña Ayudar nos hace bien, que ha liderado mi esposa María Juliana. Ahí también está tu impronta.

En tercer lugar, cómo no recordar hoy, cuando estábamos aquí, con Schneider lanzando el Informe de Desarrollo Humano, hace dos años, y mostrando el progreso de Colombia, mostrando los avances de nuestro país y, después, incorporarle a ese mismo reporte las variables de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

Ahí tenemos que decir que la política nuestra de transición energética, de movilidad limpia, de protección de la biodiversidad, la Precopa de biodiversidad que tendremos en nuestro país, y las metas que llevaremos a Glasgow, también, contaron con un respaldo importante tuyo y de tu oficina.

Y en el lado humano. Yo tengo, también, que agradecer Jessica, que en distintos programas nuestros asociados con la niñez, qué programas nuestros asociados con la mujer rural, que en los programas nuestros que tienen que ver con minorías, no solamente estuvo ahí la gestión de quién representa una agencia desarrollo, sino también una mujer que, con su liderazgo, pero también con su firmeza y sutileza logró ganarse el cariño de los gobernantes de la Colombia profunda. Mi gratitud también es enorme.

Y me complace decirles a las dos gracias, porque hemos pasado por un año y medio de muchas adversidades, pero hoy nuestra economía está recuperándose con dinamismo.

Tuvimos el trimestre de mayor crecimiento en lo que va corrido de este siglo, el semestre con mayor crecimiento en lo que va corrido de este siglo y de mantener esta tendencia cerraremos este año con un crecimiento económico superior al 7%.

Y lograrlo se debe a la resiliencia y a la pujanza de toda una nación, pero también a los votos de confianza de las agencias de desarrollo, y también, de la Unión Europea que nos han dado la mano y nos han ayudado abrir mercados.

Lo mismo, lo tengo que decir, con la vacunación. Cuántas voces escépticas, cuántas críticas, cuántas noticias falsas. Pero ya son más de 32 millones de dosis aplicadas en nuestro país y, también, quiero agradecerles a ustedes ese respaldo.

Y quiero decirles que la paz con legalidad no es del presidente Duque ni de nuestro gobierno, es un triunfo colectivo y es un proyecto colectivo. Esta implementación está prevista para 15 años y este año se estará cerrando el quinto año.

Con todos los indicadores, punto por punto, podemos nosotros demostrar la vocación que hemos tenido para que en los territorios llegue un desarrollo que traiga también los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición.

Hemos podido compartir con ustedes nuestras preocupaciones y nuestros anhelos, que la verdad sea realmente algo que refleje lo que ocurrió en nuestro país y no la imposición de criterios sesgados, de unos u otros, para tratar de sembrar en la conciencia colectiva distorsiones con respecto a nuestra historia.

La verdad no amerita ninguna manipulación, ningún manoseo y, mucho menos, ningún sesgo y ustedes lo han sabido entender y nos han acompañado en ese anhelo.

La justicia ustedes saben que, también, está marcada porque haya proporcionalidad, porque haya, también, una reparación integral a las víctimas. Por eso, en la extensión de la Ley de Víctimas, también, nos acompañaron.

Y claro, está pendiente que se apliquen sanciones que no revictimicen a quiénes fueron flagelados por el terrorismo durante tantas décadas.

Guardamos la esperanza que la transicionalidad les permita a las víctimas ver que, quiénes fueron sus victimarios tienen a la luz del derecho internacional una proporcionalidad reconfortante.

En lo que tiene que ver con la reparación, ustedes nos han acompañado a muchos lugares del territorio para ver las entregas de títulos, para ver las entregas de proyectos productivos, pero también las hemos visto con su voz recia reclamando que quienes han sido verdugos, también, aporten los recursos para la sociedad y para quienes tanto sufrieron. Y solamente con esos tres principios bien constituidos podremos asegurar la no repetición.

Ustedes han sido testigos de que más allá de los comentarios de la política, que muchas veces, por pretensiones electorales se alejan de la realidad, ustedes han visto con hechos lo que se ha logrado en este gobierno. Gracias Jessica, gracias Paty.

Esa medalla, esa bella banda, es la que simboliza la orden de San Carlos, una orden que ya lleva casi 200 años, que ha pasado desde lo que era un reconocimiento propio del Libertador hasta constituirse ya en una orden de carácter legal.

Fue creada para honrar hombres y mujeres que defendieran a Colombia, que le sirvieran a Colombia o que tuvieran los méritos por sus logros que fueran, también, homologados en nuestro territorio.

En alguna ocasión le preguntaron a quienes configuraron la orden que fue creada para honrar a los generales que eran buenos en el campo de batalla y en el escritorio. Y hoy podemos decir que, con su evolución, también, reconoce a los ciudadanos que son buenos en la práctica, buenos en la teoría, que son buenos en el oficio de servir y son buenos en el oficio de crear.

Así las recordamos a ustedes: buenas en el terreno y buenas en la labor administrativa. Por eso, tienen ustedes este símbolo de la excelencia que es una de las órdenes más importantes que tiene nuestro país.

Muchísimas gracias.

(Fin/pma/ndc/epr/mp/gaj)

Sistema Web Presidencia


Dependencias Presidencia