Palabras del Presidente Iván Duque en el acto de condecoración con la Gran Orden del Ministerio de Cultura al compositor bolivarense Adolfo Pacheco

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en el acto de condecoración con la Gran Orden del Ministerio de Cultura al compositor bolivarense Adolfo Pacheco

Mompox, Bolívar , 20/08/2021

 

 

 

Mompox, Bolívar, 20 de agosto de 2021

Apreciado maestro es con profunda alegría, y yo no le puedo decir que, con algo de nostalgia, que estoy hoy acompañándolo en esta distinción.

Primero, porque a mí me honra mucho, soy un gran admirador suyo. Usted nació un 8 de agosto de 1940 y en esta larga vida llena de, además, de alegrías, usted ha compuesto más de 160 canciones, 160 temas que recrean nuestro patrimonio cultural nuestro folclor, que recogen las historias de los municipios, de los amigos.

Y, además, cuando se habla de los juglares, los juglares son los que hacen de la sonoridad musical la mejor forma de transmitir los legados que perduran en el tiempo.

Su figura, maestro, está en la de los grandes de la música colombiana, de los grandes del folclor.

Y, sobre todo, hoy tengo que recordarlo, mi padre Iván Duque Escobar, que en paz descanse, que fue miembro fundador del festival de la leyenda vallenata, era un gran amante de la Hamaca grande.

Con el tuve la posibilidad de conocer al maestro Escalona y, también, me decía mi padre, Adolfo Pacheco es un compositor que está encumbrado al lado de Rafael Escalona, Leandro Díaz, de Alejo Durán, también, al lado de Freddy Molina, o inclusive, de Hernando Marín. Grandes compositores que también han honrado esta tierra maravillosa.

Pero hoy quiero decirle maestro que este reconocimiento tiene para mi algo muy especial, es un reconocimiento en vida.

Y porque, lo digo porque muchos de los grandes de nuestro país han sido honrados después de. No. Aquí lo estamos honrando, porque usted ya se ganó la vida eterna en el folclor de nuestro país y en la historia musical de Colombia.

Y, por supuesto, usted es un joven de 81 años. Entonces, lo necesitamos componiendo maestro. Lo queremos seguir viendo inspirado trayéndonos nuevos temas.

Y qué bonito estar aquí en Santa Cruz de Mompox en esta tierra que tiene tanta historia. Yo venía recordando como aquí el Libertador Simón Bolívar tuvo dos etapas de su vida, después de la caída de la segunda República en Venezuela, cuando le abrieron las puertas en el departamento de Bolívar para venir a comandar todo lo que era ese despliegue de tropas hacia el sur del departamento y, después, venirse con el General Santander en la aspiración de la libertad.

Él pernoctó varias veces acá en Mompox y dejó huella de todo tipo, dejó huella en quienes fueron sus soldados, dejó huella en quienes estaban en ese momento pidiendo anhelos de libertad y, puedo decirlo, también con algo de humor, dejó huella sentimental en esta tierra cómo lo constan, también, varios documentos de historiadores.

Pero lo más interesante es que este Santa Cruz de Mompox, Alcalde (Guillermo) Santos, el Libertador pasó uno de sus últimos días. Había dejado Bogotá, le gritaban longaniza, lo vilipendiaban después de habernos dado la libertad. Y él estaba buscando llegar a Santa Marta. Paro acá en Mompox, estuvo acá departiendo con algunos de sus amigos y después siguió su trayecto hasta el fin de sus días en la quinta de San Pedro Alejandrino en la ciudad de Santa Marta.

Y dejó una bella frase que después recreo Daniel Florencio O’Leary. Dijo: en Mompox está la tranquilidad del alma. Y aquí lo sentimos.

Está la tranquilidad del alma, un alma que tiene historia, que tiene música, que tiene, también, las tradiciones de la filigrana, donde aquí se siguen produciendo ancestralmente y se pasa de generación en generación técnicas de nuestra artesanía que tenemos, ministra Mayolo, que hacer perdurar.

Y, por supuesto, también, Alcalde Santos, tengo en mi oficina, en la Casa de Nariño, una bella mecedora que adquirí aquí hace tres años y que me recuerda a esta tradición de Mompox.

Hoy maestro Adolfo quiero decirle que esa traición bolivarense, sajacintera, como usted lo dice en sus composiciones, donde usted logró algo que fue mítico en el vallenato, y –se lo voy a decir hoy– alguien escribía que en las historias del vallenato se encontraban varias culturas: el acordeón que venía de Europa, de Alemania, se encontraba con la guacharaca indígena, se encontraba con el tambor africano, pero  –con todo lo que le tenemos aprecio al maestro Carlos vives– quien le introdujo la gaita sajacintera al vallenato fue el maestro Adolfo Pacheco que trajo estas gaitas de San Jacinto y las incorporó a la música vallenata. Algo que nadie había hecho. Y usted le dio ese maravilloso encanto maestro.

Yo quiero decirle que me honra, me llena el alma acompañarlo en esta distinción, entregarle esta nueva medalla, y decirle que gracias a personas como usted tenemos muchos músicos que hoy quieren seguir haciendo de su vida un espacio de talento y de creatividad.

Y me llena el alma cuando lo escucho a usted hablar de la economía naranja maestro, porque, justamente, este año son ocho años, desde que se publicó el libro de la economía naranja, que se llamaba Una oportunidad infinita. La escribimos con Felipe Buitrago tratando de poner el realce de la cultura como factor de desarrollo y la importancia que tenía para nuestros países.

Después llegué al Senado, saqué adelante la Ley Naranja, también, con mucha ilusión.

Y en estos 3 años de gobierno hemos puesto en marcha, no solamente las siete ies que estaban contenidas en la ley, que tenían información, ya tenemos la Cuenta Satélite de cultura y Económica Naranja. que tenían instituciones.

Hoy tenemos (la Corporación para el Desarrollo de la Economía Cultural y Creativa en Colombia) CoCrea, hoy tenemos, adicionalmente, los fondos de (la estampilla) Procultura, creados, también, para atender a muchas personas afectadas por la pandemia, pero también para honrar y para proteger a nuestros juglares.

Tenemos infraestructura. La infraestructura cultural, Alcalde Santos. Hoy estamos acá en Mompox, realizando el Consejo Nacional de Economía Naranja, una institución, pero vamos a dejar hoy acá un acuerdo de más de 60.000 millones de pesos para ser invertidos en Santa Cruz de Mompox y darle ese alcance de patrimonio cultural para el festival de jazz, para los que vienen a visitar y conocer la artesanía, la grandeza del Río Magdalena.

La inversión más grande que ha hecho un gobierno en el patrimonio cultural de Santa Cruz de Mompox.  Entre ellos todo lo que es el nuevo adoquinamiento de lo que aquí llamaban mucho, la Calle de El Medio, que es uno de los puntos neurálgicos del turismo en esta ciudad.

Pero, también, maestro, así como le decía de la ‘I’ de la información de las instituciones y de la infraestructura, empezamos a desplegar la ‘I’ de la industria con los incentivos fiscales, apoyos para los que quieren ser gestores culturales.

Y, después, empezamos a marcar un hito en la integración. Otra ‘I’, integrar nuestros mercados, traer la inversión extranjera, como lo estamos haciendo ahora en el sector audiovisual y en el sector de la música, también en doblajes, etcétera.

Y hacer una apuesta por la inclusión, porque este no ha sido, solamente, una visión de empoderar económicamente la cultura, sino también de incluir a partir de la cultura.

Y las escuelas de música, las escuelas que tenemos acá de filigrana, de artes y oficios, también son un ejercicio de inclusión.

Y la última ‘I’ maestro, la ‘I’ de la inspiración, la que logran personas como usted, que inspiran, porque tomaron una decisión. Y usted lo decía, una decisión valiente, usted se formó como profesional, tenía su fuente de ingreso a partir, por supuesto, de su formación, pero usted tomó esa decisión de decir lo mío es la música y es el folclor.

Y eso es lo que hoy sigue inspirando a miles de jóvenes que gracias a estas políticas de economía naranja van a poder, también, dedicarse a la música y al folclor con más oportunidades, seguramente, que las que tuvo usted mismo.

Y maestro, aquí tenemos, también, a nuevos juglares que nos acompañan, y yo creo que la mejor manera de honrarlo a usted en este bello evento, es que sean ellos al lado nuestro e invito a todos a ponernos de pie para cantar con usted, La hamaca grande

Muchísimas gracias.

(Fin/lfg/jpb/gaj)

Sistema Web Presidencia


Dependencias Presidencia