Palabras del Presidente Iván Duque en la posesión de Juan Carlos Pinzón Bueno, como nuevo Embajador de Colombia en los Estados Unidos

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en la posesión de Juan Carlos Pinzón Bueno, como nuevo Embajador de Colombia en los Estados Unidos

Bogotá , 26/07/2021

 

 

 

Bogotá, 26 de julio de 2021

Embajador, mis mejores deseos para usted en esta tarea que asume. No es la primera vez que usted ejerce este cargo, es la segunda ocasión en la que lo hace. Y sabemos de sus condiciones profesionales, éticas y de sus condiciones morales.

Pero, también, de su gran capacidad para forjar acuerdos y estrechar las relaciones entre dos países que tienen próximo a cumplirse 200 años de relaciones diplomáticas.

He hablado muchas veces sobre ese bello episodio de nuestra historia. Pero recordamos hoy la voz de Manuel Trujillo y Torres, quien 1822 hizo todas las gestiones, después de haber estado al lado del Libertador, para que pudiera aproximarse a John Quincy Adams, como Secretario de Estado, y a través de él al Presidente James Monroe.

Y fue así como Colombia se convirtió en la primera excolonia española en ser reconocida como república por parte de los Estados Unidos de América.

Desde ese momento hasta nuestros días hemos compartido principios y valores inquebrantables. La defensa de la democracia, la defensa de la iniciativa privada y el concepto de ley y orden como instrumento de promoción de la convivencia.

Hemos tenido una historia, donde las visitas de los presidentes de Estados Unidos a Colombia han dejado siempre huella. Recordamos la visita que hiciera el Presidente Franklin Delano Roosevelt a la ciudad de Cartagena, siendo presidente Enrique Olaya Herrera.

Recordamos, también, la visita del presidente (John Fitzgerald) Kennedy –que fue emblemática– que se adelantó, también, con el liderazgo en ese entonces del presidente Alberto Lleras Camargo.

Recordamos también la visita del presidente (Ronald) Reagan, del presidente (George Herbert Walker) Bush, también, del presidente (Bill) Clinton.

Recordamos la presencia del presidente (George Walker) Bush hijo, también en nuestro país, y recordamos como el presidente Barack Obama también hizo presencia en territorio colombiano.

Como, con el presidente Donald Trump, hicimos una relación, también, con propósitos, entre ellos la defensa democracia en el hemisferio.

Y también con el presidente (Joe) Biden hemos tenido una relación sincera y, también, un afecto, puesto que fue uno de los arquitectos del Plan Colombia.

Alianza de Estados Unidos y Colombia

Es una historia, donde podemos decir, que en los últimos 30 años hemos gozado, no solamente, de una alianza que hace de Colombia el principal aliado estratégico de los Estados Unidos en el hemisferio. Y los colombianos podemos decir lo mismo.

Recordamos el impacto que tuvo en nuestro país el Plan Colombia, el Tratado de Libre Comercio –que lo recordábamos en días pasados con el Senador Rob Portman– y lo que eso significo, también, para generar oportunidades en nuestro territorio.

Recordamos, y esto es porque genera, además, una gran sensibilidad, cómo logramos llegar a la Colombia Profunda con los programas de (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo) USAID y, también, cómo Estados Unidos nos ha respaldado en la atención de más de un millón y medio de migrantes venezolanos en nuestro territorio.

Todo esto que se ha labrado tiene una gran simbología. Y una simbología que se materializa día a día.

Justamente, el día de ayer, estábamos nosotros recibiendo una importante donación de 3,5 millones de vacunas de los Estados Unidos que se unen a las más de 2 millones recibidas recientemente. Y que muestran que Estados Unidos acompaña a Colombia en esta lucha contra el covid-19, que juntos queremos dar pasos trascendentales para que la vacunación masiva y la reactivación segura permitan recuperar nuestra normalidad y dinamizar nuevamente el empleo.

Y ayer tuve la posibilidad, también, de saludar telefónicamente al exsecretario (de Estado) Jonh Kerry, que estaba reunido con nuestra delegación en Londres preparando la COP 26, y veíamos como él nos expresaba el deseo de trabajar hacia esa meta que se había fijado Colombia, de reducir en 51% las emisiones de gases efecto invernadero para el año 2030, y convertirse en un país carbono neutral para el año 2050.

Son muchas las tareas que hemos desarrollado conjuntamente. Y usted sabe, Embajador Pinzón, que en materia de seguridad y defensa Estados Unidos ha jugado un papel fundamental en nuestra lucha contra el terrorismo y contra el narcotráfico.

Una lucha que sigue viva y que requiere siempre de mayor creatividad, innovación y precisión.

Hoy nos sentimos contentos como país de haber logrado en estos tres años de Gobierno las mayores incautaciones históricas de droga, de haber logrado récord en materia de erradicación manual y, también, de haber estructurado una campaña como la campaña Orión en el pacífico, liderada por Estados Unidos y Colombia con otras 20 naciones, para que enfrentemos el crimen transnacional con todo el rigor y toda la contundencia.

Hoy sabemos que la lucha contra las drogas requiere tener un enfoque multidimensional, que avancemos en la reducción del área sembrada de coca, pero que logremos, también, la destrucción de laboratorios, las incautaciones, que avancemos en la extinción de dominio y que podamos desmantelar todas las estructuras de lavado de activos que están en todo el entorno internacional. Ahí seguiremos trabajando incansablemente.

Compartimos, también, el anhelo de ver a Venezuela nuevamente en democracia. Y tanto Estados Unidos como Colombia hemos obrado en el marco del multilateralismo.

Ninguna de nuestras acciones ha sido unilateral. La hemos llevado al Grupo de Lima, la hemos llevado, también, a la (Organización de Estados Americanos) OEA, la hemos llevado a Naciones Unidas y tenemos claridad en que somos parte de la solución y no del problema.

Y que atender esta situación representa atender la mayor crisis humanitaria y de migración en el mundo, pues estamos hablando más de 6 millones de migrantes que han salido de territorio venezolano buscando refugio. Y si no atendemos la recuperación institucional de Venezuela como prioridad ese éxodo será cada vez creciente.

Aumentar la inversión extranjera

Tenemos claridad, también, que hoy más que nunca tenemos que seguir profundizando nuestra alianza comercial.

Nosotros necesitamos que más productos colombianos tengan acceso al mercado los Estados Unidos y, también, podemos ver con alegría que Colombia ha desarrollado la más grande inversión extranjera de nuestro país en territorio norteamericano, incluyendo la participación de nuestra empresa Ecopetrol, en lo que se conoce como la cuenca del Permian, en el desarrollo de yacimientos no convencionales.

Hoy podemos ver, también, que hay empresas de construcción colombiana que están llegando a múltiples estados, empresas de innovación que se alían con las grandes incubadoras empresariales en Silicon Valley y en otros lugares de los Estados Unidos. Y, por lo tanto, nuestro deber es seguir atrayendo esa inversión.

Nuestra alianza, embajador, como usted la sabe, ha sido históricamente bicameral y bipartidista. Hemos tenido la posibilidad de trabajar con gobiernos demócratas y republicanos con igual intensidad e igual convicción. Y sabemos, porque nos lo ha expresado así el Presidente Biden, que quiere seguir trabajando con Colombia para que esta relación sea cada vez más fructífera.

Usted tiene el conocimiento de todas las instancias políticas de los Estados Unidos, a usted lo reconocen y lo aplauden demócratas y republicanos por su gestión.

La Paz con Legalidad

Sabemos, además, que usted será un gran interlocutor para mostrarle a todo el entorno político norteamericano los avances que se han tenido en Colombia en el desarrollo del concepto de Paz con Legalidad.

Donde queremos que los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición sean lo suficientemente claros y escrutables, que nuestro deber es proteger a las víctimas, que nuestro deber es garantizar que la verdad y la reparación sean los principales elementos para generar convivencia espiritual de las víctimas con toda la sociedad y las instituciones, que podamos, también, mostrar las preocupaciones que existen, porque si no se administra una justicia proporcional, se termina incubando una revictimización de aquellos que no pueden seguir viendo sus victimarios ostentar poder cuando reclaman la reparación económica.

Y tengo la plena certeza, también, que usted mostrará con claridad cómo las convicciones democráticas y el respeto de los derechos humanos en nuestro país son propias de una de las democracias más antiguas del hemisferio.

Y son, además, una de las características de una nación que siempre sabe enfrentar las adversidades de la mano de la Constitución y la ley, como faros del nuestro desarrollo propio como Estado.

Usted tiene la capacidad y el conocimiento. Y tiene, además, el reconocimiento de su gestión en el Ministerio Defensa. Todos sabemos que una vez usted dejó el Ministerio de Defensa hacia el año 2014 – 2015 y se suspendió uno de los métodos eficaces de luchar contra los cultivos ilícitos. Vimos después un salto exponencial.

Desde que empezó el Plan Colombia, cuando teníamos 188.000 hectáreas, hasta el año 2014, cuando estábamos por debajo 50.000 hectáreas de coca, el mundo pudo ver la combinación integral de políticas. Desafortunadamente, cuando se fracturó esa integralidad y se rechazó uno de los mecanismos más eficaces vimos un salto exponencial.

Salto que hemos venido enfrentando desde el primer día y que, como lo registra Naciones Unidas, tiene una reducción que ha sido consistente en estos tres años de Gobierno.

Tenemos que acelerar todavía más esos resultados, porque de ello también depende de que el narcotráfico no sea el combustible del terrorismo.

Sabemos los golpes que se le han asestado a esas estructuras criminales que viven de ese negocio. Pero no puedo dejar hoy de mencionar no solamente el estupor y el repudio que eran los actos terroristas de las disidencias de las FARC.

Vimos recientemente ese acto canalla y cobarde en la Brigada 30. Y gracias a labores de nuestra inteligencia hemos podido develar que ese grupo de disidentes tenía como propósito no solamente afectar y asesinar ciudadanos colombianos y miembros de nuestra Fuerza, sino también ciudadanos norteamericanos en ejercicio de cooperación con nuestro país.

Venezuela, régimen patrocinador del terrorismo

Esos actos terroristas fueron planeados en territorio venezolano, donde está protegido alias ‘John Mechas’, o mal llamado ‘John Catatumbo’, y que está protegido porque pertenece a estructuras del narcotráfico.

Yo lo expresé esta mañana. Y lo reiteró, embajador (de Estados Unidos, Philip S.) Goldberg, con todo el respeto del mundo, pero claramente esa intencionalidad de territorio venezolano, donde se le dio auspicio a esos grupos para planificar esa operación, es suficientemente clara también para que ustedes como nación, y como lo han hecho en otras oportunidades, puedan declarar a ese régimen dictatorial de Venezuela como régimen patrocinador del terrorismo.

En una violación flagrante de la resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que está próximo a cumplir 20 años después de los crueles atentados del 11 de septiembre que, también, en una expresión de solidaridad recordamos en el corazón para expresarle al pueblo norteamericano que estamos a su lado en estos momentos de doloroso recuerdo, que estaremos en cuestión de un mes evocando.

Pero, también, para que las familias de las víctimas nunca se olviden de qué el terrorismo es un flagelo global, que necesita ser enfrentado con la contundencia de todos.

Por estas razones y en estas tareas, que van desde la seguridad y la defensa hasta el emprendimiento, la ciencia y la tecnología, la lucha contra el cambio climático, la posibilidad de compartir nuevas herramientas para el desarrollo de nuestras sociedades y agradeciendo, también, todo el apoyo de la agencia de cooperación de los Estados Unidos es que consideramos que el Doctor Juan Carlos Pinzón cumplirá con lujos y detalles esa tarea.

Este año, cuando cierre el año 2021, estaremos ya registrando cincuenta mil títulos de propiedad que habrán sido entregados a las familias más vulnerables de Colombia, cincuenta mil títulos en tres años y medio que representarán que este Gobierno ha sido el que más título de propiedad para los campesinos de Colombia habrá entregado.

Esos cincuenta mil títulos son muy superiores a los 35 mil de los ocho años que nos antecedieron y a los 26 mil de los años anteriores

Esa es la demostración que, con Estados Unidos, también, estamos llegando a esa Colombia profunda para atender las necesidades de muchos.

Señor Embajador, reciba usted mis mejores deseos y vamos a trabajar de la mano, día a día, para seguir estrechando esta relación, para tener más visitantes norteamericanos, para tener, nuevamente, esas vigorosas misiones de Congresistas como la que tuvimos en días pasados con grandes amigos de Colombia.

Donde resalto de nuevo Rob Portman quién hubiera sido USTR (U.S. Trade Representative, por sus siglas en inglés) en la administración Bush. Y, también, el senador y el exgobernador de Virginia y excandidato de la vicepresidencia Tim Kaine. También, la Presidencia del Senador (Tom) Carper y dos importantes senadores de Carolina del Norte y, también, de Nuevo México.

Todo esto es para motivarlo más, porque yo sé que es una persona que tiene vocación patriótica. Los intereses de Colombia se siguen defendiendo y promoviendo ante el mundo. Somos un Gobierno de resultados, somos un Gobierno que habla con resultados, que habla con fraternidad cuando se trata de Migración, que habla con agilidad cuando se trata de avanzar en la vacunación masiva.

Y donde agradecemos, una vez, más la generosidad del Presidente Biden y del Gobierno norteamericano. Y somos un Gobierno defensor y restricto de los derechos humanos.

Y un Gobierno que sabe llevar el emblema de nuestro escudo, cuando dice Libertad y Orden, que es la manera como nosotros manejamos nuestras transiciones democráticas, lejos de la demagogia y el populismo, lejos de la incitación a la violencia y pensando siempre en la convivencia como propósito supremo de nuestra Fuerza Pública.

Reconozco y agradezco la presencia hoy acá de varios ex comandantes de nuestras Fuerzas Armadas y de Policía, de personas que lo acompañaron a usted en su momento cuando usted estuvo en el Ministerio de Defensa.

Su presencia hoy acá también es un mensaje de institucionalidad de que hoy uno de los colombianos con más capacidades enfrenta nuevamente este gran reto de hacer una representación llena de honor de nuestro país ante nuestro principal aliado en el hemisferio.

Felicitaciones Embajador Pinzón. Mis mejores deseos a usted y a su familia.

Muchísimas Gracias.

(Fin/epr/dlg/lfg/gpf/vcz/gaj)

Sistema Web Presidencia


Dependencias Presidencia