La Paz con Legalidad es una realidad, es una construcción colectiva, y los triunfos de Colombia son de todos los ciudadanos: Duque

Noticia

La Paz con Legalidad es una realidad, es una construcción colectiva, y los triunfos de Colombia son de todos los ciudadanos: Duque

Bogotá , 24/11/2021

  • El Jefe de Estado dijo que “la paz, como lo he dicho tantas veces, no tiene dueño; el tren de la paz no le pertenece sino al pueblo colombiano”.
  • En “tres años y cuatro meses después, nos alegra que el 95% de las personas que han estado en proceso de reincorporación, y estaremos muy pronto llegando al 99%, tienen acceso a la seguridad social, a los bienes y servicios del Estado”, aseguró.
  • Manifestó, además, que “conocer la verdad sobre el narcotráfico permite actuar con contundencia frente a las rutas, los corredores de abastecimiento; permite también saber quiénes eran los proveedores de precursores químicos, quiénes eran los compradores, las cadenas logísticas. Derrotar ese narcotráfico, con esa información, es también vital para nuestro país”.
  • Al referirse al Eln, el Mandatario recalcó que “pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a la Colombia que construye la paz todos los días”.

 

 

 

Bogotá, 24 de noviembre de 2021.

“La paz con Legalidad es una realidad, y qué bueno que entendamos que, al no tener propietarios y ser también parte de una construcción colectiva, que reconozcamos lo que se construye entre todos: los triunfos de Colombia son de todos los ciudadanos, y aquí lo único que importa es que cuando se construye la paz estemos sembrando alegría en el corazón de cada ciudadano”.

Así lo manifestó este miércoles el Presidente Iván Duque Márquez, al referirse a la Paz con Legalidad, en un evento que realizó la Justicia Especial para la Paz (JEP), en el que estuvo presente el Secretario de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres; representantes de la Rama Judicial, víctimas e invitados especiales.

En su intervención, dijo que “la paz, como lo he dicho tantas veces, no tiene dueño; el tren de la paz no le pertenece sino al pueblo colombiano, establecido en la Constitución, en ese bello artículo 22 y, por eso, me siento también en el deber de hacer referencia a que en la construcción de la paz también tenemos que enviar mensajes claros a quienes quieren, desde la violencia, seguir arrebatándole la tranquilidad a Colombia”.

Le puede interesar: Palabras del Presidente Iván Duque en el acto conmemoratorio, ‘Tejiendo un acuerdo para la vida’

De otro lado, el Jefe de Estado preguntó: ¿Qué significa alcanzar la paz? A lo que respondió: “Alcanzar la paz significa la ausencia de violencia, alcanzar la paz significa el triunfo de la convivencia, alcanzar la paz significa que nuestro país nadie se sienta en situación de indefensión y temor por las razones de su pensamiento, de sus creencias, de sus actividades”.

Recalcó que “una de las más grandes conquistas que ha tenido nuestra sociedad es, justamente, que ha podido escudriñar y llegar a cuestionar ese maligno relativismo moral que, por muchos años, fue justificatorio de formas de violencia”.

“No existen causas objetivas para que alguien le arrebate la vida a un hermano, a un connacional; no existen causas objetivas para justificar un secuestro, el reclutamiento de un menor, de minas antipersonales o quitarle la inocencia un niño para llevarlo y someterlo a toda la suerte de vejámenes”, dijo.

Por ello, recalcó que “reconocer que no existen esas causas objetivas es el triunfo de la democracia, de la genuina democracia, donde con la defensa plural y abierta de las ideas se puede llegar a grandes acuerdos, pero, también, en la libertad de elegir del ciudadano se construye la paz”.

Resaltó que la Paz con Legalidad avanza en los territorios y recordó que “tres años y cuatro meses después, nos alegra que el 95% de las personas que han estado en proceso de reincorporación, y estaremos muy pronto llegando al 99%, tienen acceso a la seguridad social, a los bienes y servicios del Estado”. 

Aseguró, además, que quienes aún permanecen en los antiguos ETCR (Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación) ya comenzaron a construir soluciones de propiedad y vivienda; aunque no estaban escritas en el acuerdo, realmente significan también una oportunidad de dignificación y de construir un proyecto de vida”.

“Complace que en este proceso son ya más de 3.000 proyectos productivos individuales, y que hemos dado un salto exponencial en los proyectos productivos colectivos para quienes están en proceso de reincorporación”, comentó, al considerar que “también nos llena de alegría que hemos visto a las regiones, a esos 170 municipios que fueron los más golpeados por la violencia y por la pobreza, para que tengan los planes de desarrollo territorial como eje central de su planificación”.

“Por eso, se han logrado concretar 14 Planes de Desarrollo Territorial, de los 16, y hemos dado también otro paso sustancial: son más de 2.500 obras PDET que se han concluido en lo territorios y son más de 9 billones de pesos de inversión que se ejecuta en esa Colombia profunda”, anotó.

Verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición

Al hacer referencia al tema de la justicia, el Presidente insistió en que “Colombia tiene una política de Estado en materia de desmovilización, desarme y reinserción, que ha sido adaptada, que ha sido también desarrollada por las distintas administraciones, pero que en los últimos 15 años ha empezado a abrazar los principios de verdad, justicia, reparación y no repetición”.

Por esta razón, instó a que “la verdad sea total, que no sea una verdad adaptada, que sea una verdad oportuna, y que se entienda por parte de los victimarios”; también que haya “sanción, sanción moral, sanción efectiva y entendemos que, si bien se habla del concepto restaurativo, también hay un anhelo de las víctimas al ver las sanciones”.

Adicionalmente, se refirió a la reparación, de la que dijo “no puede ser discursiva ni declaratoria ni denunciativa”, en la medida en que el país observa que los informes de la Fiscalía General de la Nación “han señalado que falta reparación efectiva por parte de los victimarios”.

“Avanzar en este propósito y solicitarlo no es ni atacar ni bombardear ni enemistar las instituciones; todo lo contrario, es buscar que todos caminemos como sociedad para que esa reparación se dé, y se dé manera exitosa”, dijo.

Otro tema sobre el que llamó la atención fue el de la necesidad de “investigar sobre el financiamiento ilícito de las Farc”.

“¿Por qué señalo esto importante? Porque conocer la verdad sobre el narcotráfico permite actuar con contundencia frente a las rutas, los corredores de abastecimiento; permite también saber quiénes eran los proveedores de precursores químicos, quiénes eran los compradores, las cadenas logísticas. Derrotar ese narcotráfico, con esa información, es también vital para nuestro país”, explicó.

‘El mensaje que le hemos dado al Eln ha sido coherente’

En su intervención, el Presidente Duque se refirió a los criterios que ha tenido el Gobierno en un eventual proceso de paz con el Eln.

Primero, recordó que “cuando empezó nuestro Gobierno, decidimos hacer una evaluación en un periodo de 90 días, para hacer referencia al Eln. ¿Y qué nos encontramos? Pese a la generosidad del Estado colombiano de sentarse 17 meses, en esos 17 meses cometieron 400 actos de terrorismo, asesinaron a más de 100 personas y secuestraron a más de 10 colombianos”.

También, recordó que Colombia vio, “con dolor, la tragedia de Tulio Mosquera, y vimos, también, esos hechos deleznables de un carro bomba que les apagó la vida a 22 muchachos que apostaban por la paz, sirviéndole a Colombia, llevando el emblema de ‘Dios y Patria’ que distingue a una Policía que, todos los días, se esfuerza en cada cuadrante, en cada vereda, por sembrar paz, igual que lo hacen todas las Fuerzas Militares”.

Por eso, enfatizó que “el mensaje que le hemos dado al Eln ha sido coherente: alcanzar la paz requiere un compromiso que no sea de palabra, ni discursivo, y eso implica la liberación de todos los secuestrados y ponerles fin a los actos criminales”.

“Pretender hablar de paz mientras se asesina y secuestra es una burla a la Colombia que construye la paz todos los días.  Por eso, la amplitud, parte de esos criterios”, concluyó.

(Fin/for/fca)

Sistema Web Presidencia


Dependencias Presidencia