Palabras del Presidente Iván Duque en la ceremonia de reconocimiento del nuevo director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas

Discurso

Palabras del Presidente Iván Duque en la ceremonia de reconocimiento del nuevo director de la Policía Nacional, general Jorge Luis Vargas

Bogotá , 6/02/2021

 

 

 

Bogotá, 6 de febrero 2021.

Apreciado General Jorge Vargas, me llena de orgullo verlo a usted asumir la Dirección General de la Policía Nacional.

Hacía usted una bella evocación del General José Luis Vargas Villegas, su padre. Un hombre forjado en esta institución que construyó, nombre, leyenda, prestigio y que enseñó siempre con el ejemplo.

A él lo recordamos hoy como su progenitor, pero también, como su mentor. También como quien le cedió la posta de servicio para que usted al seguir sus pasos se orientara hacia el más grande honor de la actividad policial, ser director general de una institución que lleva 128 años sirviéndole a Colombia.

Mi saludo muy especial para su esposa, Claudia Serrano. También hija de un destacado y conocido exdirector de nuestra Policía Nacional.

Mi reconocimiento a usted mi General por su trayectoria, porque usted ha participado exitosamente en más de 1.300 operaciones y ha tenido todos los honores y condecoraciones por su servicio a nuestro país.

Me llena, también, de orgullo su designación, porque usted asume la terea de seguir adelante en la lucha frontal contra cualquier forma de criminalidad.

Usted lo ha demostrado en todo el territorio y lo ha demostrado en el pasado configurando operaciones de inteligencia técnica y humana que le permitieron a Colombia desmantelar las más terribles estructuras del narcoterrorismo.

Hoy asume usted una Policía Nacional vigorosa, fuerte, valerosa, resiliente, honorable y que ha estado comandada por grandes hombres.

Y yo quiero hacerle un reconocimiento al General Óscar Atehortúa Duque. Mi General Atehortúa, usted ha sido un servidor incansable, su entrega a la institución es notable, empezando por haber sido el primero de su promoción.

Por demostrar con esfuerzo y con sacrificio que se logran los grandes honores sin pertenecer a ningún tipo de estructura de conocimiento, sino mostrando el liderazgo a base de ejemplo.

Lo recordaremos siempre, General Atehortúa. Cuente usted siempre con un amigo y con una persona eternamente agradecida. Felicitaciones por su servicio a Colombia.

Extradición a miembros del Eln

General Vargas, lo escuchaba con atención recordar a esos 22 ángeles, a esos 22 héroes que fueron vilmente masacrados por el Eln, organización narcoterrorista, con un carro bomba en esta escuela.

Se nos arruga el corazón cuando recordamos esa mañana fatídica. Se nos arruga el corazón cuando recordamos esa eucaristía en la catedral primada, donde el llanto de madres y padres reflejaban no solamente la pérdida de un ser querido, sino la pérdida de un esperanza.

Ese día recuerdo a una madre acercarse, y entregarme el uniforme de su hijo, y pedirme: “Presidente, haga justicia”.

Nuestra labor, nuestra tarea está en enfrentar el narcoterrorismo sin vacilaciones. Y que quede claro que esos delincuentes del Eln terroristas son terroristas, narcoterroristas.

Y este año, con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia, Magistrado Luis Hernández, esperamos enviar en extradición, por primera vez, a los Estados Unidos, a miembros de esa estructura criminal para que quede claro lo que son, narcotraficantes, terroristas, delincuentes que les debe caer todo el peso de la ley.

Que no pretendan hablarle a Colombia de causas sociales y de causas políticas, porque no hay homicidios políticos ni secuestros políticos ni extorsiones políticas ni reclutamientos en menores políticos ni siembra de minas antipersonales políticas. Todos estos son delitos y los que los cometen solamente caben dentro del adjetivo de criminales.

Por eso, General Vargas, procederemos con toda la contundencia contra ellos, contra la ‘Narcotalia’, porque vemos esos delincuentes que se jactaban de presentarse como luchadores sociales y lo que encontramos siempre, sin ningún aspaviento ni titubeo, era su actitud criminal.

Por eso, están en la mira y llegaremos a ellos donde quiera que se encuentren. Con el apoyo de los organismos internacionales que trabajan contra el delito y con las agencias de los países aliados, llegaremos a ellos.

Quiero también enviar el mensaje al ‘clan del golfo’, a la ‘Dagoberto Ramos’, a la ‘Jaime Martínez’, a la ‘Oliver Sinisterra’, a ‘los pelusos’, a ‘los caparros’ y a todas esas pequeñas estructuras como ‘la local’, como ‘la empresa’, aquí está el Estado listo para confrontarlos en alianza, en coordinación, en la separación de poderes, en la colaboración armónica con la Fiscalía General de la Nación.

Este Estado es cada vez es más fuerte y será más fuerte con resultados, con el lenguaje de los resultados.

Como ya lo demostramos habiendo alcanzado en el año 2020 la menor tasa de homicidios en 46 años, la menor tasa de secuestros en más de tres décadas y haber logrado una reducción del delito en el hurto, en las lesiones personales y en la extorsión. Reducciones sustanciales.

La lucha contra el narcotráfico

Seguiremos enfrentando al narcotráfico con la incautación de drogas en las calles, en los laboratorios, haciendo interdicción aérea, haciendo interdicción marítima y fluvial, haciendo interdicción terrestre, rompiendo las cadenas de precursores químicos y, también, desarticulando las redes de lavado.

Seguiremos en los cuadrantes, en las calles, seguiremos protegiendo la niñez, al medio ambiente, fortaleciendo los carabineros, mostrando con nuestros LOBOS y COPES que no hay refugio para el delito.

Seguiremos también fortaleciendo las capacidades tecnológicas y seguiremos también enfrentando los cibercrímenes, seguiremos brindando ayuda humanitaria y acompañando el proceso de vacunación masiva y reactivación segura.

Seguiremos trabajando por el bienestar, por hacer de nuestra Policía Nacional cada vez una entidad más cercana al corazón del ciudadano, llevando el honor policial a los hogares y donde las familias de nuestros policías, también, sepan que estaremos haciendo reformas fuertes, necesarias para que el bienestar policial sea una consigna de confianza y de esperanza. 

La Paz con Legalidad

Creo, también, importante mencionar hoy que nosotros como país tenemos una obligación, construir la Paz con Legalidad

La Paz con Legalidad significa paz sin impunidad. Y duele, muchas veces, cuando analizamos la historia de nuestro país que cuando se ha invocado la palabra paz trae consigo la palabra impunidad.

Después de la guerra de los mil días muy pocos respondieron por crímenes abominables. Después de las guerras fratricidas entre partidos en los años 40 y 50 muy pocos respondieron por graves y execrables conductas. Después, los procesos en los años 80 y 90 trajeron consigo el perdón y el indulto a graves expresiones contra la humanidad.

Y hemos visto también recientemente manifestaciones que revictimizan, sobre todo cuando los verdugos ostentan las más altas posiciones del estado.

Aquí debemos todos los colombianos reflexionar que la construcción de una genuina paz implica que los máximos responsables de crímenes de lesa humanidad deben tener sanciones proporcionales y efectivas.

Y, también, garantizar aun entendiendo la figura de la transicionalidad, que quien es sancionado por crímenes de lesa humanidad no puede re victimizar a quienes ha flagelado ostentando poder político. Y sobre todo en las más altas cumbres del poder legislativo.

Hacer estas reflexiones son necesarias pensando en el presente y en el futuro, porque hemos visto recientemente imputaciones que algunos llaman valientes.

Son imputaciones necesarias, lo que es valiente es la sanción proporcional y efectiva la que esperamos todos los colombianos.

La paz con Legalidad implica luchar activamente y multidimensionalmente contra las drogas. Eso implica seguir avanzando la erradicación manual, en el desarrollo alternativo, en la sustitución, en la aspersión con precisión de conformidad con los lineamientos de la Corte Constitucional.

Implica, por supuesto, romper los abastecimientos, ser disruptivos conforme a la política de Ruta Futuro.

Significa luchar contra el microtráfico en las calles, quitar las dosis que pueden estar llevando a los niños a la tentación.

Significa, también, entender que el adicto no es un criminal y que necesita tratamiento en un enfoque de salud pública. Pero necesita sobre todo derrotar para siempre los carteles que se lucran, que se fortalecen con un negocio malsano.

Cuando hablamos de la Paz con Legalidad hablamos, también, de la defensa irrestricta el medio ambiente, de la defensa de nuestra biodiversidad, de nuestro patrimonio natural.

Labor que también adelantaremos con todas las fuerzas; y donde la Policía Nacional juega un papel vigoroso.

Son muchos frentes, son muchas tareas. Pero hoy quiero, General Vargas, recabar con esa bella frase con la que usted finalizó su discurso. El orgullo que usted tiene de ser policía.

Ser policía significa darlo todo por el prójimo. Ser policía significa privilegiar el honor al dinero o al placer. Ser policía significa la solidaridad y la comprensión por encima del interés personal. Ser policía significa disciplina, reciedumbre, significa llevar en el corazón el emblema de Dios y Patria. Ser policía es en sí mismo una bella y genuina expresión del patriotismo.

Por eso, General Vargas, a usted y ya todo el cuerpo de generales mi respaldo para el cumplimiento del deber. El mismo que le expresaba todas las fuerzas como Comandante Supremo.

Y quiero decirles a todos los policías de Colombia que hoy asume la Dirección General un hijo de policía, una tradición de familia llena de servicio de excelencia y de mérito.

Y además, asume la dirección una persona que ha estado en el fragor de las más elocuentes operaciones. No para vivir en las glorias, sino para tomar la expresión y la experiencia de las glorias para llevar a nuestro país a nuevos éxitos contundentes.

Mi saludo a todos los policías en el territorio nacional.

Dios y patria.

Viva la Policía Nacional.

Muchísimas gracias.

(fin/gr/zia/ndc/dlg/gaj)

Sistema Web Presidencia


Dependencias Presidencia